Los guardias civiles no somos mercancía para negociar, pedimos a los partidos aclaren su posición sobre las transferencias a Galicia

JUCIL afirma que la posible creación de una policía autonómica gallega, como propone BNG , provocaría problemas en la seguridad de los ciudadanos y, desde luego, jugaría con las vidas de las familias de miles de guardias civiles
La asociación profesional reclama a todas las formaciones que se presentan a las elecciones en la comunidad autónoma gallega que informen a sus votantes si apoyan la expulsión de guardias civiles y policías nacionales de esta región

No somos una mercancía, somo una policía de carácter estatal. Los guardias civiles no queremos que se nos trate como un mero objeto con el que negociar un cambalache político, cualquier cambalache político por dejarlo aún más claro. Las elecciones en Galicia han vuelto a poner sobre la mesa la posibilidad de la transferencia de las competencias a la comunidad autónoma. Incluso hay una formación política, el BNG, cuya candidata a la presidencia de la Xunta de Galicia, Ana Pontón anuncia que de conseguir llegar al poder expulsará a guardias civiles y policías nacionales de esta región, como si no fuéramos también ciudadanos gallegos.

 

No nos extraña de este conglomerado político, que ha demostrado desde su creación sus intentos independentistas y, por ello, cualquier cosa que recuerde la existencia de un estado le resulta molesto, pero sería adecuado que el resto de los partidos que se presentan a las elecciones del 18 de febrero próximo aclaren cuál es su posición en este asunto. Los guardias civiles, nuestras familias y nuestros amigos, también somos votantes. ¿Están de acuerdo en la salida de la Guardia Civil de Galicia? Sería bueno contar con una respuesta a la hora de decidir el voto.

 

Afecta a miles de habitantes de Galicia

 

La expulsión de la Guardia Civil de la comunidad gallega, la cesión de competencias para la puesta en marcha de un nuevo cuerpo policial añadiría dificultades a la ya de por si complicada seguridad del territorio gallego. Los guardias civiles tenemos la competencia de seguridad en más del 90% de una comunidad autónoma con miles de pequeños núcleos habitados, esparcidos a lo largo de toda la geografía y resultaría una completa falta de rigor exponer así a los ciudadanos al riesgo de perder seguridad en sus viviendas, en sus bienes, en sus vidas. Así lo ha expuesto públicamente el secretario general de JUCIL, Ernesto Vilariño, a través de un comunicado de prensa remitido a los medios de comunicación. “JUCIL lamenta que, una vez más, los guardias civiles nos convirtamos en moneda de cambio de la negociación política entre partidos. La creación de un posible cuerpo de policía autonómica en Galicia, tal y como propone el BNG, Bloque Nacionalista Gallego abre un peligroso juego con la seguridad de los ciudadanos en los pueblos gallegos y no tiene en cuenta la vida de los miles de familias de guardias civiles que se verían afectadas por una decisión de estas características” ha advertido Vilariño. “Como asociación que defiende los intereses laborales y sociales de los guardias civiles, que junto con sus familias y amigos también son votantes, JUCIL considera que sería interesante conocer en estos momentos, antes de que se abran las urnas, cuál es la posición a este respecto del resto de formaciones políticas que se presentan a los comicios en esta comunidad autónoma”, ha añadido el secretario general en sus declaraciones.