JUCIL recurre la orden general de Puestos y Compañías porque recarga la labor de los guardias civiles sin retribución ni descansos

La asociación profesional destaca que el documento finalmente aprobado se aparta de la propuesta que se presentó en su día y además incorpora nuevas responsabilidades y servicios al personal
JUCIL se opone a que los guardias civiles deban desarrollar funciones de comandante de puesto, ya que no han sido formados para esta tarea

Los servicios jurídicos de la asociación profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL) han procedido a la interposición de un recurso contencioso-administrativo contra la nueva Orden General sobre Compañías y Puestos Territoriales de la Guardia Civil.

El departamento jurídico de JUCIL considera que esta nueva orden, número 25/2023 de 28 de diciembre, se aparta de las propuestas realizadas por esta asociación profesional y, además, añade una regulación que incorpora nuevas responsabilidades y servicios al personal.

JUCIL entiende que esta acción aumenta la disponibilidad del personal sin tener en cuenta el hecho de que éste se encuentra ya de por sí muy sobrecargado de tareas. De igual forma, no se prevé ninguna retribución ni tampoco unos descansos compensatorios adecuados.

 

Una aplicación sin incremento de plantillas

 

JUCIL estima que la puesta en marcha de esta nueva normativa requiere, exige, la ampliación de las plantillas. De otra forma, y aplicada como ahora se propone, afectará de forma muy considerable a la vida familiar y dificultará la conciliación del trabajo con la familia. Tampoco se han tenido en cuenta las propuestas planteadas por JUCIL en el sentido de que los guardias civiles no deben desempeñar funciones de comandante de puesto, ya que no han recibido formación para este puesto.

JUCIL continuará en la defensa de los derechos de los guardias civiles frente a las modificaciones normativas que incrementan las obligaciones y responsabilidades sin la debida reciprocidad en retribuciones y en descansos, en vez de intentar solventar los problemas que existen adaptando el régimen de personal a la realidad generada por el déficit de efectivos.