cropped-logo512px

NOTA DE PRENSA

Córdoba, a 29 de Noviembre de 2023

JUCIL denuncia continuos cortes de luz en el viejo cuartel de Córdoba que afectan a la seguridad del centro y a las cien familias que habitan en él

La asociación profesional, que ha comunicado esta situación en el Consejo de la Guardia Civil y en la Comisión de Riesgos Laborales, critica la desidia de la Administración para disponer de acuartelamientos actualizados y que cumplan con las normativas de seguridad
JUCIL informa de que el último corte se produjo durante el pasado martes y se prolongó desde las 10:00 horas de la mañana hasta pasadas las 20:00 horas lo que impidió el trabajo normal y dejó sin suministro eléctrico a los cien pabellones en los que residen más de doscientas personas entre las que se encuentran muchos niños de corta edad

La asociación profesional Justicia para la Guardia Civil (JUCIL) quiere hacer pública su denuncia de los continuados y prolongados cortes de suministro eléctrico que sufre el acuartelamiento de Córdoba, cuyas instalaciones de distribución de energía se diseñaron y se utilizan desde hace más de cien años. Esta situación afecta de manera directa tanto a la seguridad del centro como al trabajo de los guardias civiles, lo que redunda en un peor servicio para los ciudadanos. Los cortes afectan además de forma directa a la vida de las más de doscientas personas que residen en el centenar de pabellones con que cuenta estas dependencias. “Los cortes de luz en la Comandancia de Córdoba son frecuentes. El más prolongado ha tenido lugar este martes, 27 de noviembre. Comenzó a las 10.00 horas y sólo regresó la energía eléctrica pasada las 20.00 horas. Afectó a gran parte de las dependencias oficiales y a las viviendas y tuvo como origen, supuestamente una avería” explica la portavoz de JUCIL, Melisa Carmona.

Malestar entre los guardias civiles

JUCIL, como asociación que defiende los intereses laborales y sociales de los guardias civiles ha denunciado esta situación del acuartelamiento de Córdoba. Lo ha hecho tanto en el Consejo de la Guardia Civil como también la Comisión de Riesgos Laborales de la Dirección General. La respuesta hasta ahora ha sido que una empresa se ocupa del estudio para redimensionar la instalación eléctrica. De igual forma, durante este tiempo se nos han aportado posibles soluciones contradictorias y también otras previamente formuladas por distinto personal facultativo especializado. “Esta actitud de desidia por parte de la Dirección General de la Guardia Civil demuestra su reticencia a tener acuartelamientos y medios actualizados y que cumplan la normativa.

De esta forma, los guardias civiles ven dificultado su trabajo, al no poder llevar a cabo muchas de las tareas por carecer de suministro eléctrico. Esto supone además que muchas familias, residentes en los pabellones ven cómo sus niños pasan frío y no pueden cocinar a causa, entre otras, de una instalación eléctrica anticuada” afirma Carmona. “Desde los fallos eléctricos que han tenido lugar a lo largo del verano pasado se demuestra la reticencia del Ministerio del Interior a tener una Guardia Civil operativa. Esta situación genera malestar entre los guardias civiles, que ven cómo se acumula y se retrasa su trabajo diario y no pueden atender de una forma correcta las necesidades y el servicio a la ciudadanía”, agrega la portavoz de JUCIL.

Problemas con los vehículos eléctricos

Los problemas que provoca el corte de suministro eléctrico, como consecuencia de la antigüedad de la instalación, afecta también a los vehículos oficiales con motor movido por energía eléctrica, ya que como consecuencia de la falta de corriente no pueden ser recargados para prestar servicio. JUCIL se pregunta qué ocurrirá si continúan estas deficiencias cuando la mayor parte del parque automovilístico de la Guardia Civil sean automóviles eléctricos. “La situación por la que pasan tanto los guardias civiles que prestan su servicio al ciudadano en estas instalaciones como las numerosas familias que residen en la Comandancia es penosa, ya que además de soportar los problemas de una instalación eléctrica de más de cien años de antigüedad se ven obligados a pagar a más de 0,40 euros el kilovatio hora por un contrato que consideramos abusivo”, agrega Melisa Carmona.

 

QUIENES SOMOS

La Asociación Profesional de la Guardia Civil JUCIL se creó en el 2018 con el objetivo de defender los intereses y derechos de los agentes de la Benemérita y los del propio Instituto ante las instituciones y las administraciones públicas. Nacida de Jusapol, el colectivo de policías y guardias civiles de toda España que demanda la equiparación salarial con las policías autonómicas, JUCIL cuenta en la actualidad con más de 15.000 afiliados y en las elecciones al Consejo de la Guardia Civil de los días 26 y 27 de octubre de 2021 se ha convertido en la asociación más votada de las que se presentaban y la única con representación en dos de las cuatro escalas existentes. JUCIL cuenta con 6 delegados de un total de 16 integrantes de este ente consultivo y está presente en todo el territorio nacional.